You are here

El tiempo y la muerte (2004)

La muerte y el tiempo son dos realidades inescapables que marcan a los seres humanos como individuos y como miembros de una sociedad. Desde la existencia de hombres conscientes de su existencia, el intento de comprender estos dos misterios nos han llevado a grandes profundidades. La muerte y el tiempo estimulan poderosamente la imaginación artística al intentar comprender y resolver este misterio. La literatura es un método de poder vencer la muerte, creando una realidad propia con las leyes del propio autor propulsadas por su imaginación.

En "Romance sonámbulo", la ambigüedad del significado del poema nutre el misterio de la muerte y del tiempo. El misterio de la muerte en este poema es presentado por Federico García Lorca como violenta, universal e inevitable. La muerte es la causa de muchas angustias a los seres humanos y es punto de partida de la religión y la filosofía. Si el tiempo no pasara, y no hubiese muerte, no habría conflicto en el "Romance Sonámbulo". Basándose en la idea griega del eros y thánathos, Lorca enriquece el significado del poema al presentar la muerte como símbolo del sufrimiento causado por el amor. En el poema, la muchacha espero infructuosamente a que el mocito llegara, lo que le causó sufrimiento. Lorca intenta resolver el misterio de la muerte al entender el proceso de descomposición de los cuerpos, integrando elementos oníricos en el poema y exponiendo la creencia de los gitanos de elementos sobrenaturales, los cuales están presentes a lo largo del poema. Lorca hace un llamado indirecto al lector para que piense acerca de lo qué hay después de la muerte universal. Del mismo modo que la mujer esperó al mocito, todos los seres humanos estamos esperando la muerte. A pesar de que el tiempo aparenta ser cronológico solo tiempo y unidimensional, es presentado como dependiente de la percepción de los personajes. Sin este elemento misterioso, la muerte no tendría fundamento, y por esto cuando Lorca presenta el misterio de la muerte, termina presentando el tema del tiempo. El poema, producto de la imaginación artística de Lorca, se asemeja a la muerte debido a que su significado es ambiguo. La muerte es un misterio que quizás nunca se podrá resolver y por esto que García Lorca intenta canalizar sus ideas por medio de este poema tan ambiguo.

Jorge Luis Borges también utiliza su imaginación artística en "La muerte y la brújula". Su experimentación está más fundamentada en la filosofía, campo al cual el escritor acudió para intentar resolver estos misterios. Por esto, podemos ver elementos de la filosofía de Friedrich Nietzsche y su teoría del "eterno retorno" cuando Borges presenta el tiempo como cíclico. Según Löhnrot, él iba a volver a encontrar a Scharlach en el futuro, aún luego de morir, debido a que se iba a repetir el tiempo. Por su parte, Borges experimentó con todo furor con la creencia del panteísmo en su literatura al presentar en muchas de sus obras, incluyendo "La muerte y la brújula", el desdoblamiento de los personajes. Gryphius-Ginzberg-Ginsburg y Scharlach son el mismo personaje. Sin embargo su experimentación va más allá al experimentar con la subdivisión del espacio, pero no del tiempo. La realidad está compuesta por el espacio y el tiempo y por esto Borges analiza estas dos áreas para que su imaginación artística este fundamentada en la realidad.

Borges nos muestra la muerte desde un punto de vista de un intelectual, marcada por laberintos. Para él, la muerte es universal y violenta. La atmósfera se impregna de visiones judías e hinduistas, de diferentes percepciones de la vida y de la muerte; el acercamiento lógico y del sentido común, y el racional y matemático. Como todo un intelectual, sus textos presentan sus angustias pero al mismo tiempo sus conclusiones. Borges exigía evidencia para resolver estos misterios y al final concluyó que la vida es la búsqueda a veces fallida del conocimiento. Podemos deducir que anhelaba poder entender la muerte al menos un instante antes de morir, a pesar de la insignificancia de esta epifanía. Este elemento está presente en muchos de sus cuentos, y "La muerte y la brújula" no es una excepción. Lönnrot al final sabía que iba a tener otra oportunidad de vivir y escoger cómo iba a morir.

Como dijo sabiamente Albert Einstein, "la experiencia más bonita que podemos tener es el misterio. Es la fuente de todo el arte verdadero y la ciencia real". Y la literatura es el ejemplo perfecto para demostrarlo. Por medio de la experimentación literaria, los escritores comprenden un poco más sus vidas y logran vencer el miedo a la muerte física y al futuro después de ésta. Al canalizar la imaginación artística que resulta al examinar el misterio de la muerte a la literatura, grandes filósofos, experimentadores y escritores, como Jorge Luis Borges y Federico García Lorca, nos prestan sus ideas, para que así nosotros podamos pulirlas y adaptarlas a nuestra realidad, a nuestro tiempo, y a nuestra visión de la muerte.